Los diferentes paradigmas de la atención y protección a la infancia, unos de tipo garantista y otros de tipo paternalista (herederos del correccionalismo y del modelo tutelar), han encontrado en el principio del Interés superior del niño y la niña y de su bienestar, el espacio para sostener un importante debate, mucho más intenso y fecundo en Latinoamérica, de gran trascendencia ideológica, basándose en sus diferentes discursos y prácticas. Ello ha llevado a que algunos definan ese principio como “un caballo de Troya” dentro de la Convención Universal de Derechos del Niño de 1989. Una de las formas de seguir este debate es analizar los usos que se hace de las diferentes denominaciones que se utilizan para designar lo mismo, haciendo servir nombres (substantivos: niño/niña -infancia) o adjetivos (menor/es), según las diferentes propuestas. Tomar conciencia de que el uso de una u otra denominación no es banal, es importante para los profesionales que actúan con infancia desde todos los acercamientos o miradas: jurídico, psicológico, social, educativo, etc (resumen en el documento).
Autoría: Carlos Sánchez-Valverde Visus
Edita: Intervención Psicoeducativa en la Desadaptación Social

ACCEDE AL DOCUMENTO