Una de las dificultades en la selección de las familias que se acercan al acogimiento familiar está relacionado con la falta de estudios que pudieran apuntar hacia características necesarias que apoyaran un desarrollo integral y comunitario óptimo del menor acogido y a su vez, en el proceso acogedor ayudar tanto a la familia como al menor para generar y/u optimizar aquellos recursos que permitan la consecución de las mismas. En una muestra de 53 familias que a lo largo tres años acogieron a 80 menores nuestro objetivo fue identificar las características que más habían favorecido el desarrollo del menor. Los resultados subrayan la importancia del establecimiento de vínculos seguros del menor con los acogedores, la integración del menor en la familia acogedora (la aparición de un sentido de pertenencia), la existencia de hijos en el núcleo de convivencia y una percepción de satisfacción con el acogimiento, por parte de la familia acogedora (resumen en el propio documento).
Autoría: Rosa J. Molero Mañes, Mª Dolores Gil Llario e Irene M. Díaz Rodríguez.
Edita: INFAD Revista de Psicología

Accede al documento