En España existen cerca de 40.000 menores en situación de desprotección. El acogimiento familiar es uno de los recursos de protección con los que cuentan estos menores que están en situación de riesgo o de maltrato. Esta figura está pensada para todos aquellos niños que por diversas razones tienen que salir de sus familias debido a situaciones de desprotección. Cuando la situación es tan grave que impide a los padres biológicos hacerse cargo de los menores indefinidamente, estos pueden ser adoptados por una nueva familia. Tanto la adopción como el acogimiento ofrecen a los niños la oportunidad de crecer en un entorno seguro, responsable y emocionalmente disponible a las necesidades del menor (resumen en el propio documento).
Autoría: Mª Fe Rodríguez Muñoz y José Manuel Morell Parera
Edita: Clínica y Salud
Accede al documento