Las actuales condiciones de aislamiento implican grandes desafíos para toda la familia. No nos exijamos más de lo que era posible antes del aislamiento. Intentemos tener calma, sostener el lugar adulto y aprovechar las oportunidades que nos brinden las circunstancias para ir construyendo camino hacia la autonomía, en ambas partes del vínculo, subraya Ana Sáez Berbejillo.

Autoría: Ana Sáenz Berbejillo, psicóloga. Especialista en Procesos Correctores Comunitarios (ProCC), una metodología de intervención comunitaria.
Edita: Diario Público
ACCEDE AL ARTÍCULO