La mediación es una herramienta utilizada en numerosos ámbitos. En el contexto familiar tiene un gran impacto reduciendo conflictos y ejerciendo como elemento de prevención ante la aparición de otros. Al igual que en cualquier familia, en las familias adoptivas la mediación puede ejercer un positivo impacto ante situaciones de crisis o conflicto. De manera específica, por las situaciones concretas que habrán de afrontar los padres e hijos adoptivos, la mediación se convierte en una alternativa que contribuya al mantenimiento y mejora de las relaciones intrafamiliares (resumen en el propio documento).

Autoría: Noemí García Sanjuan
Edita: Universidad de Comillas