El objetivo de este trabajo es conocer si niños y niñas adoptados manifiestan problemas emocionales y comportamentales en distinta medida que sus iguales no adoptados. Se analiza la manifestación de problemas, según la versión del profesorado, en un total de 569 chicos y chicas de entre 7 y 16 años de edad. Se establecen tres grupos de comparación de niños no adoptados. Los resultados muestran que los adoptados manifiestan, como media, más problemas que sus actuales compañeros de aula. Los mayores problemas son manifestados por los chicos en acogimiento residencial, situándose los adoptados en una posición intermedia. Por otro lado, aunque en general los chicos del estudio manifiestan mayores problemas que las chicas, en el grupo de las adoptadas los problemas manifestados son mayores de lo esperado por su género. Por último, no existen diferencias entre chicos en edad de educación primaria y de educación secundaria. Se discute la necesidad de estudiar la variabilidad en el grupo de adoptados (resumen en el propio documento).
Autoría: Yolanda Sánchez Sandoval y Jesús Palacios González.
Edita: Clínica y Salud
Accede al documento