La comunidad educativa, en especial el grupo de niños, niñas y adolescentes, son una población muy susceptible de verse afectada por el impacto que estamos afrontando de emergencia sanitaria y social por COVID-19 debido, entre otros factores, a que su cerebro se encuentra en fase de desarrollo, lo que provoca que cualquier evento estresante que no sea adecuadamente procesado afectará a todas aquellas habilidades/destrezas/funciones que aún se encuentren en desarrollo, produciendo un efecto a medio-largo plazo.

Una atención grupal y guiada en el aula utilizando las herramientas psicoeducativas adecuadas desde el primer momento servirá, en general, para facilitar el procesamiento mental de la situación adversa de forma sana; y servirá de forma más específica para reducir la posibilidad de desarrollo de un malestar emocional de mayor intensidad (resumen en el propio documento).
Autoría: Ana Isabel Martínez Arranz, Dolores Mosquera Barral, Lorena Nieto Iglesias, Paula Baldomir Gago, Olegaria Mosqueda Bueno, Fátima López Rodríguez, Manuela del Palacio García Hipólito Puente Carracedo
Edita: Colegio Oficial de Psicología de Galicia
ACCEDE AL DOCUMENTO