La integración de niñas y niños en nuevas familias a través de la adopción permite el desarrollo de vínculos emocionales con unos nuevos padres, pero es un proceso que también implica
separación y pérdida de los antiguos cuidadores. La investigación sobre adopción nos ofrece una oportunidad única para el estudio del apego, al mismo tiempo que la teoría del apego nos ayuda a entender uno de los más importantes procesos implicados en la adopción. En el trabajo que aquí presentamos se hace un recorrido por las principales evidencias empíricas sobre el apego en adoptados, abordando también el fenómeno de la sociabilidad indiscriminada. La investigación nos demuestra que los adoptados pueden construir relaciones de apego con sus padres adoptivos y que pueden hacerlo de forma segura, pero también nos indica que la influencia de la adversidad temprana mediará en este proceso, y que la recuperación del apego será más rápida en el plano conductual que en el representacional (resumen en el propio documento).
Autoría: Maite Román, Jesús Palacios
Edita: Acción Psicológica
Accede al documento