José Luis Gonzalo Marrodán, psicólogo clínico, plantea la necesidad de ampliar la mirada «patográfica» en la infancia y adolescencia. Examina cómo el sufrimiento de niños y niñas, consecuencia de una afectación temprana en el neurodesarrollo; del déficit en los cuidados tempranos, o de experiencias adversas, puede tener múltiples expresiones patológicas, distintos diagnósticos que pueden variar a lo largo del tiempo. Y hace hincapié en que «poner el foco de atención solo en el trastorno nos hace perder una mirada más amplia y comprensiva sobre el sufrimiento de estos niños, niñas y adolescentes».