En este material elaborado por el Centro de Desarrollo Infantil de la Universidad de Harvard se explica por qué la privación significativa es tan perjudicial en los primeros años de vida y por qué es probable que las intervenciones efectivas paguen dividendos significativos en mejores resultados a largo plazo en el aprendizaje, la salud y la crianza de los hijos e hijas de la próxima generación. El vídeo proporciona una visión general de  como la ausencia persistente de atención sensible altera el cerebro en desarrollo.