La evidencia actual demuestra que no hay ninguna cantidad de alcohol segura conocida que se pueda consumir durante el embarazo. Niños, niñas y adolescentes adoptados o en acogimiento familiar pueden manifestar el trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF). ​Se sabe que un gran número de niños, niñas y adolescentes adoptados, en particular procedentes de los países de Europa del este, o en acogimiento familiar, sufren de trastornos del espectro alcohólico fetal. Pero uno los graves problemas del TEAF es su invisibilidad, ya que, por el gran desconocimiento social y profesional, la mayor parte de los casos están sin diagnosticar. En esta sección, que iremos actualizando, podrás acceder a vídeos, artículos y otros materiales sobre este trastorno.