El trabajo con niños que han sufrido malos tratos implica un abordaje integral. La prioridad recae en intervenir desde el contexto del niño, conociendo las implicancias que ha tenido para ellos el impacto traumático. Una de las aristas de este abordaje es ayudar a los padres que deciden adoptar a estos niños a la integración de los mismos a la familia y a construir un vínculo seguro con ellos. Este artículo muestra, desde la experiencia de la autora, la problemática que deben enfrentar estas familias y algunas formas de intervención en dichos contextos (resumen en el propio documento).
Autoría: Paula Moreno
Edita: Psyciencia
Accede al documento