La adolescencia es una segunda oportunidad para corregir el neurodesarrollo traumático en la infancia, subraya Rafael Benito Moraga, psiquiatra y traumaterapeuta.

Autoría: Rafael Benito Moraga
ACCEDE AL DOCUMENTO