La experiencia se basa en lo que el cerebro percibe más que en lo que en realidad puede que ocurra. La importancia de la experiencia interna fue discutida en los capítulos anteriores. Por ejemplo, cuando un niño traumatizado se coloca en un hogar seguro y de apoyo, puede pasar mucho tiempo antes de que el niño experimente la seguridad debido a la percepción interna que él tiene. No solo es importante que el nuevo contexto del niño maltratado sea seguro, sino que también es fundamental que el niño percibir la seguridad. Las percepciones se convierten en la realidad personal de cada uno y especialmente para individuos traumatizados. Hay tres áreas principales donde los efectos del trauma en la percepción son a menudo duraderos: las percepciones del yo, las percepciones de los demás y las percepciones del mundo. La primera área es la autopercepción (resumen en el propio documento).

Autoría: Dave Ziegler, Ph.D.
Libro: Traumatic experience and the brain, Cap. 5
Traducción: Biraka elkartea y Javier Romeu Sorian
Edita: Asociación Educativa Biraka Elkartea
Accede al documento