Algunos proyectos de clase clásicos están basados en una visión anticuada de la familia, una visión que supone que todos los niños y las niñas viven con papá y mamá en un mundo donde el divorcio y la adopción no existen y no hay historias traumáticas.