Los estudios sobre adopción señalan la incidencia de trastornos de apego en los menores adoptados como consecuencia de su historia previa y su exposición a situaciones de negligencia y/o maltrato, institucionalización, etc. Pero, también señala la posibilidad de compensar estas deficiencias a través del establecimiento de nuevas figuras de apego. Los resultados de esta investigación permiten concluir una evolución positiva en la superación de las dificultades encontradas en el proceso adoptivo en la mayoría de las familias y en el establecimiento de vínculos afectivos con sus hijos. Finalmente se concluye sobre la necesidad de potenciar Servicios de Apoyo Post-adoptivo que permitan detectar las dificultades y apoyar a las familias en el proceso.
Autoría: Ana Rosser Limiñana, Agustín Bueno Bueno, Francisco Javier Domínguez Alonso
Edita: International Journal of Developmental and Educational Psychology, INFAD Revista de Psicología
Acede al documento