La ciencia del desarrollo cerebral temprano permite tomar decisiones informadas de inversión en la infancia temprana. Estos conceptos básicos, establecidos a lo largo de décadas de neurociencia e investigación conductual, ayudan a ilustrar por qué el desarrollo infantil — particularmente desde el nacimiento hasta los cinco años – es el cimiento de una sociedad próspera y sostenible.
Autoría y edición: Centro de Desarrollo Infantil de la Universidad de Harvard
ACCEDE AL DOCUMENTO