El contacto entre los niños y las niñas en acogida familiar y residencial y sus familias biológicas tiene un impacto en su desarrollo y en la estabilidad de las medidas de protección. El contacto también es importante para sus relaciones sociales y su sentido de pertenencia y bienestar.

Los resultados indicaron que los niños, niñas y adolescentes en acogimiento residencial tuvieron más contacto y visitas con su familia de origen que los que se encuentran en acogida familiar, siendo las llamadas telefónicas la forma más utilizada para contactar.

La mayoría presentaron alegría o satisfacción durante las visitas de los padres y madres y sentimientos más difusos después de la visita. Además, a la mayoría de niños, niñas y adolecentes; les gustaría tener más visitas y solo una minoría presenta algunas dificultades para su cumplimiento.

Sin embargo, los niños , niñas y adolescentes en acogida familiar tenían más confianza en sí mismos, optimismo en relación con su futuro, felicidad en relación con su colocación y un mayor bienestar subjetivo que los cuidado residencial.
Autoría: Joâo M. S. Carvalho; Paulo Delgado.
Edita: Pedagogía social. Revista interuniversitaria; Nº. 37, 2021

ACCEDE AL DOCUMENTO