Etiqueta: primera infancia

La salud mental en la infancia temprana

La ciencia del desarrollo infantil muestra que los cimientos de la salud mental se construyen temprano en la vida, pues las experiencias tempranas—que incluyen las relaciones de los niños y  las niñas con padres, madres cuidadores/as, educadores/as y compañeros/as— moldean la arquitectura del cerebro en desarrollo. Las perturbaciones en este proceso de desarrollo pueden afectar las capacidades del niño o niña para aprender y relacionarse con los demás, con implicaciones para toda la vida.
Autoría: Center on The Developing. Harvard University
ACCEDE AL DOCUMENTO

75 libros para hacer educación sexual con peques desde la familia

Con la intención de facilitar a las familias recursos para hacer una educación sexual integral, esta guía es una recopilación de 75 obras: cuentos y guías de acceso libre.

  • 63 cuentos infantiles. Lecturas de ficción que tratan diferentes aspectos de la sexualidad: los sexos, la igualdad, la diversidad, los roles sexuales, la identidad sexual, la transexualidad, la orientación sexual, la reproducción, los afectos y emociones, las relaciones, la autoestima, la menstruación, la masturbación, el placer, las familias, el buentrato, la prevención de violencia, la prevención de abusos sexuales, la salud, el VIH y más.
  • 12 guías educativas.  Materiales dirigidos a las familias con un propósito educativo y divulgativo.

Autoría: Ángela Kethor Soto Guerra
Edita: Cruz Roja Española en el Principado de Asturias. Asamblea local de Oviedo. ASEXOVI – Servicio de Educación y Atención Sexual – en convenio con el Ayuntamiento de Oviedo.
ACCEDE AL DOCUMENTO

La ciencia del desarrollo infantil temprano

La ciencia del desarrollo cerebral temprano permite tomar decisiones informadas de inversión en la infancia temprana. Estos conceptos básicos, establecidos a lo largo de décadas de neurociencia e investigación conductual, ayudan a ilustrar por qué el desarrollo infantil — particularmente desde el nacimiento hasta los cinco años – es el cimiento de una sociedad próspera y sostenible.
Autoría y edición: Centro de Desarrollo Infantil de la Universidad de Harvard
ACCEDE AL DOCUMENTO

Así se decide la salud de nuestro cerebro antes y después de nacer

Así se decide la salud de nuestro cerebro antes y después de nacer

Shutterstock / jm1366

Mª Dolores Estévez González, Universidad de Las Palmas de Gran Canarias.  Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Después de largos debates sobre si la aparición de enfermedades (incluidas las mentales) está condicionada por la genética o por el ambiente, ya no hay ninguna duda. Los dos factores están implicados e íntimamente relacionados.

Leer más ...

En breve: La Ciencia de la Negligencia

Poco después del nacimiento, las típicas interacciones de “servir y devolver” que ocurren entre los niños pequeños y las personas adultas que los cuidan afectan la formación de las conexiones neurales y el circuito del cerebro en desarrollo. En los siguientes meses, en la medida en que los bebés buscan una mayor participación mediante balbuceos, lloriqueos y expresiones faciales – y los adultos “devuelven el servicio” respondiendo con vocalización y expresividad similares – estos intercambios recíprocos y dinámicos literalmente moldean la arquitectura del cerebro en desarrollo. En contraste, si las respuestas de los adultos no son confiables, o son inapropiadas o simplemente no se producen, los circuitos del cerebro en desarrollo pueden verse perturbados y se perjudican el aprendizaje, el comportamiento y la salud subsecuentes.

Autoría: Centro de Desarrollo Infantil de la Universidad de Harvard

ACCEDE AL DOCUMENTO