Categoría: Recursos

En breve: La Ciencia de la Negligencia

Poco después del nacimiento, las típicas interacciones de “servir y devolver” que ocurren entre los niños pequeños y las personas adultas que los cuidan afectan la formación de las conexiones neurales y el circuito del cerebro en desarrollo. En los siguientes meses, en la medida en que los bebés buscan una mayor participación mediante balbuceos, lloriqueos y expresiones faciales – y los adultos “devuelven el servicio” respondiendo con vocalización y expresividad similares – estos intercambios recíprocos y dinámicos literalmente moldean la arquitectura del cerebro en desarrollo. En contraste, si las respuestas de los adultos no son confiables, o son inapropiadas o simplemente no se producen, los circuitos del cerebro en desarrollo pueden verse perturbados y se perjudican el aprendizaje, el comportamiento y la salud subsecuentes.

Autoría: Centro de Desarrollo Infantil de la Universidad de Harvard

ACCEDE AL DOCUMENTO

Revisión de la neuropsicología del maltrato infantil: la neurobiología y el perfil neuropsicológico de las víctimas de abusos en la infancia

La infancia es una etapa especialmente vulnerable a situaciones estresantes, tales como el maltrato. El maltrato infantil es un factor ambiental adverso, capaz de trastocar el proceso del neurodesarrollo y condicionar la maduración cerebral del menor, desembocando en unos déficits cognitivos persistentes incluso en la vida adulta. El perfil neuropsicológico de niños maltratados se caracteriza por problemas de atención, memoria, lenguaje, desarrollo intelectual, fracaso escolar y elevada prevalencia de trastornos internalizantes y externalizantes. Fallos en los procesos de neurogénesis, mielinización, sinaptogénesis y poda neuronal, así como los posteriores daños en el hipocampo, amígdala, cerebelo, cuerpo calloso, hipotálamo y corteza cerebral son la base neurobiológica sobre la que se asienta dicho perfil cognitivo (resumen en el propio documento)
Autoría: Alejandro Amores-Villalba, Rocío Mateos Mateos
Edita: Psicología Educativa. Colegio Oficial de la Psicología de Madrid
ACCEDE AL DOCUMENTO

Mejora y práctica de las habilidades de función ejecutiva desde la infancia hasta la adolescencia

Las habilidades de función ejecutiva y de autorregulación proporcionan un apoyo decisivo para el aprendizaje y el desarrollo. Las habilidades de función ejecutiva nos permiten retener y trabajar con la información en nuestros cerebros, centrar nuestra atención, filtrar las distracciones y cambiar la marcha mental. Estas actividades se han identificado como maneras apropiadas a la edad para fortalecer varios componentes de la función ejecutiva. Aunque los estudios científicos aún no han probado la eficacia de todas estas sugerencias, su presencia aquí es reflejo de la opinión de expertos en el ámbito sobre las actividades que permiten a los niños practicar sus habilidades de función ejecutiva. La práctica conduce a la mejora. Estas actividades no son las únicas que pueden ayudar; más bien representan una muestra de las muchas cosas que los niños disfrutan y que pueden fomentar un desarrollo saludable (resumen en el propio documento).
Autoría: Centro de Desarrollo Infantil de la Universidad de Harvard
ACCEDE AL DOCUMENTO

El impacto de la adversidad durante la infancia sobre el desarrollo de niños y niñas

Lo que sucede en la infancia temprana puede importar a lo largo de la vida. Para manjar exitosamente el futuro de nuestra sociedad, debemos reconocer los problemas y abordarlos antes de que empeoren. Las investigaciones sobre la biología del estrés durante la infancia temprana muestran cómo adversidades mayores, como la pobreza extrema, el abuso o la negligencia puede debilitar la arquitectura del cerebro en desarrollo y poner al sistema de respuesta al estrés permanentemente alerta. La ciencia muestra también que proporcionar relaciones estables,receptivas, enriquecedoras y propicias durante los primeros años de vida puede prevenir o incluso revertir los efectos perjudiciales del estrés temprano, con beneficios duraderos para el aprendizaje,el comportamiento y la salud (resumen en el propio documento)
Autoría: Centro de Desarrollo Infantil de la Universidad de Harvard
ACCEDE AL DOCUMENTO

Early childhood deprivation is associated with alterations in adult brain structure despite subsequent environmental enrichment

Millions of children worldwide live in nonfamilial institutions. We studied impact on adult brain structure of a particularly severe but time-limited form of institutional deprivation in early life experienced by children who were subsequently adopted into nurturing families.

Leer más ...